Por una mirada, un mundo.
Por una sonrisa, un cielo.
Por un beso…¡Yo no se
que te diera por un beso! 



Yo aprendía contigo lenguajes paralelos: el de esa geometría de tu cuerpo que me llenaba la boca y las manos de teoremas temblorosos, el de tu hablar diferente, tu lengua insular que tantas veces me confundía



Te puedo dar mi soledad, mi oscuridad, el hambre de mi corazón; intento sobornarte con incertidumbre, con peligro, con derrota.|




















La soledad era fría, es cierto, pero también era tranquila, maravillosamente tranquila y grande, como el tranquilo espacio frío en el que se mueven las estrellas.

El lobo estepario”, Hermann Hesse 



Tu muerte te dará vida y te librará de un vil destino.  Pero se está haciendo tarde. Si pudiera volver a verte y hablar contigo, caminar un rato en tu compañía, /beber el embriagador brebaje de tus conversaciones, pensaba rescatar un alma ya arruinada. Lograr una tregua. Robar oro verde en un ataque pirata y llevar al campamento la gloria de antaño. 



Theme made by Max Davis.
<